Además de contemplar su belleza, que ya todos conocemos, trae beneficios para tu salud. Darle tu atención al atardecer y al anochecer hace que hagas consciente el ciclo natural del día y, con eso, tus actividades también vayan acoplándose a esta dinámica que influye en nuestro verdadero reloj, el biológico.
Además, está comprobado que exponerte a la luz del sol mejora tu humor y tu salud, y el atardecer y amanecer son los mejores momentos para recibir los rayos del sol sin que le hagas mal a tu piel.

Abrir chat
1
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?